Flores y hojas del Tilo

Tal vez uno de mis sentidos menos desarrollado es el olfato. No obstante, he percibido que hay ciertos olores o perfumes que han quedado intensamente grabados en mi subconsciente.

Recuerdo que una vez, tendría yo 22 o 23 años, cuando trabajaba en una librería de mi padre ingresó una mujer para que la atendiera. Reconocí que había sido mi maestra de cuarto grado del colegio. No por su aspecto físico, ni por su voz, sino por el perfume que ella usaba.

En diciembre del año 2009, con motivo de nuestras “bodas de plata”, con Laura decidimos regalarnos algo distinto: un curso intensivo de Eneagrama en la Ciudad de San Isidro, Buenos Aires.

No sabíamos en ese momento que sería el regalo más hermoso que pudimos elegir. No teníamos mucha idea de qué se trataba eso del Eneagrama, pero luego se constituyó en uno de los pilares más importantes de nuestra vida.

Pero, ¿a qué viene esto del “perfume del Eneagrama”?

Resulta que, en diciembre, San Isidro está perfumada por sus majestuosos tilos. Es un maravilloso perfume, tan intenso como agradable, y que lo asociamos al Eneagrama.

Nueve años después, en diciembre de 2018, ¿casualmente? una amiga nos regaló dos pequeños tilos que habían nacido junto a un enorme árbol de su casa…

Justo NUEVE años, el nueve…, ciclo completo del Eneagrama.

Esos dos arbolitos, a pesar de ser trasplantados en la época incorrecta y haber tomado aire sus raíces ¡ya están brotando en nuestra casa!

El árbol de Tilo como analogía del Eneagrama

El Eneagrama es como una sombrilla que abarca y cubre todas las posibilidades. Las grandes hojas en forma de corazón del Tilo, permiten un follaje abundante en los meses de verano. Ofrecen sombra y protección.

El método del Eneagrama es sanador, porque alinea la energía psíquica, ordena la energía física y eleva la espiritual. Las flores, la corteza interior, y las hojas del árbol de Tilo se han utilizado a lo largo de los siglos para aliviar enfermedades. 

El Eneagrama busca la mejor armonía. La madera producida por el árbol de Tilo es popular entre los luthier debido a su buena resonancia. Por ello se la utiliza en la fabricación de guitarras, tanto acústicas como eléctricas.

Como herramienta de autoconocimiento, el Eneagrama alimenta nuestro observador interno. Las flores del Tilo producen una gran cantidad de néctar, resultando ser un festín para las colmenas de las abejas. Para algunos, la mejor miel del mundo proviene del néctar de sus flores.

El Eneagrama nos enseña cuáles son las mejores actitudes para salir de los momentos de alta presión y de estrés, para que fluya mejor nuestra energía. El té de Tilo alivia el estrés y la presión arterial alta, ya que tiene un efecto calmante natural sobre el sistema nervioso y circulatorio.

Conocer el Eneagrama reduce la temperatura de relaciones vinculares conflictivas (con uno mismo y con los demás). Un té de tilo caliente es efectivo para bajar la fiebre, ya que aumenta el flujo de sangre a la piel e induce a la sudoración.

El Eneagrama elimina las actitudes tóxicas. Es un método que puede utilizarse para prevenir o evitar conflictos. El té de tilo, como antioxidante, elimina las toxinas del cuerpo. Los síntomas del resfriado y la gripe se pueden reducir gracias a las increíbles propiedades de la flor del Tilo.

Al Eneagrama se acercan quienes desean plenitud y desarrollo personal y vincular. Las flores del Tilo son recogidas por los perfumistas, para capturar su sobresaliente perfume y por los herbolarios, para capturar sus muchas propiedades curativas.

Para EneaUNYDOS, entonces, el Eneagrama lleva el perfume del Tilo florecido…

Orlando, enero 2019

 

Imagen tomada de

www.plantasmedicinales24.com

¿Te interesa saber más sobre nosotros? Conocé…

Nuestra historia

Nuestros valores

Nuestra visión

Categorías: Eneagrama

4 commentarios

ivanna masino · 12 enero, 2019 a las 4:45 pm

Felicito este camino recorrido ..ejemplo de vida ejemplo a seguir …el haber descubierto eneagrama con ustedes fue algo grande en crecimiento personal y familiar ….
A seguir creciendo …
Gracias

eneaunydos · 12 enero, 2019 a las 6:17 pm

Ivanna, muchas gracias!! Nosotros también hemos aprendido mucho de vos y de tu hermosa familia, de todo lo compartido. Abrazo grande! Lau y Or

Nélida Granval · 16 agosto, 2019 a las 8:43 am

Roberto anoche 15 de agosto fui a tu conferencia en Mendoza. Recordé los tres niveles de Eneagrama que hice contigo también aquí en Mendoza. Recuerdo que en el primer nivel hicimos mí Eneagrama como ejemplo. Y me planteaste que debía hacer un gran cambio en la vida. Lo hice, y fue muy bueno. Hoy me dedico a Las Flores de Bach y flores de Mendoza y pienso relacionarlas con cada uno de los números del Eneagrama.
Gracias por introducirme en esos saberes! Gracias por la conferencia de ayer! Gracias, Gracias. Gracias Roberto!

eneaunydos · 16 agosto, 2019 a las 5:11 pm

Hola Nélida! Somos Laura Salas y Orlando Alfonso, fuimos alumnos (desde el año 2009), luego colaboradores y redactores de los manuales de Roberto Pérez (desde el año 2011). Por eso el equipo de Roberto nos recomienda y manda nuestras invitaciones. Saludos cordiales desde Córdoba!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.