eneagrama personas

Vibrar un símbolo

Curso eneagrama

Estudiar Eneagrama no implica esfuerzo alguno, no se trata de imponer la voluntad, ni hacer “lo que hay que hacer para lograr algo”, ni tampoco implica pensar en “ponerse las pilas para cambiar”… ¡No!

Eneagrama funciona de otra manera, se trata de una “activación” del símbolo.

La simbología universal nos enseña que, cuando una persona se interioriza (viaja a su interior)  mediante el lenguaje simbólico, se produce un impacto, una irradiación energética imposible de explicar desde la teoría.

El símbolo no se entiende, se vibra…

Nuestra educación predominantemente científica pretende “entender” todo aquello que es objeto de estudio; por ello, cuando nos conectamos con un símbolo pretendemos entenderlo olvidando o desconociendo que se trata de una vibración, que es muchísimo más que un simple o complejo dibujo.

La verdad es que todo lo que estudiamos con el Eneagrama ya lo sabemos; lo sabemos en nuestro interior, y lo único que hacemos es recordar (re-cordis = volver a pasar por el corazón) cuál es el camino sano de armonía que podemos seguir desde nuestra libertad consciente.

En nuestro interior se mueven y acomodan cosas, los circuitos neuronales se conectan de manera que “re-conocen” dónde y cómo canalizar la energía para crecer sanamente, y eso produce cambios.

Esto no sólo se aplica a nivel personal, sino que también puede aplicarse para mejorar la comunicación entre las personas de un grupo, de una familia, de un equipo de trabajo… el Eneagrama tiene infinitas aplicaciones.

Alumna observando su planilla de eneagrama

No se trata, entonces, de un esfuerzo personal voluntario, sino una energía que se mueve en nuestro interior que nos muestra que hay cosas o situaciones que ya no deseamos sufrir. Incluso es posible que inicialmente no sepamos qué es lo que deseamos, pero sí lo que ya no queremos para nuestra vida.

Podríamos creer que son respuestas se hallan en nuestra mente, pero es una vibración-comprensión del corazón que ordena (en ambos sentidos de la palabra: acomoda y manda) a nuestra mente, ofreciéndonos nuevos caminos actitudinales.

¿Cómo incorporar el Eneagrama?

En nuestros cursos de Eneagrama no sólo pretendemos la incorporación de un conocimiento teórico-práctico sobre el funcionamiento de la herramienta, sino que el objetivo principal es generar la posibilidad de que se produzca un cambio de circuitos interiores, que espontáneamente permitan ver, desde una mayor profundidad, una realidad distinta. Es decir: vernos distintos a nosotros mismos y también ver distintos a los demás, no porque “tengamos” que ver distinto, sino que simplemente, al profundizar en nuestro ser, la mirada cambia.

Ahora bien, si a este reacomodamiento energético le sumamos la decisión intelectual de querer lograr la mejor versión de uno mismo y le sumamos el anhelo de incorporar bien los conocimientos y teorías, ayudamos a la espontaneidad interior. Pero si por el contrario no hacemos el trabajo consciente de lectura y profundización estaremos privando de riqueza a esa espontaneidad.

Dictando nuestro curso

¿Se evalúa en Eneagrama?

En nuestros cursos no solemos tomar exámenes para evaluar el nivel de enseñanza-aprendizaje, el motivo es que para este conocimiento carece totalmente de importancia repetir bien lo que escuchamos en un curso o lo que hemos leído de un libro. ¿Por qué?, porque es la vida misma que nos evalúa, y mediante las situaciones que nos plantea nos hace elegir hacia dónde dirigimos la energía.

Si nos permitimos escuchar esa espontaneidad que viene desde nuestro interior, podremos aprobar naturalmente esos exámenes, más aún si le hemos agregado profundidad y reflexión. Lo que sí incorporamos en nuestros cursos es ejercitación práctica y espacios de reflexión.

Observar un Eneagrama de la Personalidad no implica preocupación, juicio, cuestionamiento… el Eneagrama nunca dice que algo está bien o mal, simplemente nos invita a una oportunidad de cambio, de crecimiento, de plenitud..

Grupo de eneagrama

“Hay genios sin estudios e idiotas con doctorados. La verdadera sabiduría no te la otorga un título sino lo que haces con lo que has aprendido a lo largo de tu vida y la manera en que tratas a los demás.”

Joseph Kapone

¿Qué pretendemos de nuestros cursos y talleres?

Nuestro objetivo no se queda en la transmisión de conocimientos, nos interesa impartir esos conocimientos para provocar una vivencia interior.

Entendemos que no es importante almacenar conocimientos en los estantes de una biblioteca o los de nuestra inteligencia, sino hacerlos vida, vibrarlos.

¿De qué nos sirve colgar un nuevo diploma o agregar un certificado en nuestro currículum si los conocimientos no se han incorporado a la vida?

Adentrarnos en el misterio de la interioridad profunda de nosotros mismos y participar de la infinita riqueza de cada persona nos permite superar las cortezas exteriores…

Desde el sagrado conocimiento de uno mismo, recién es posible acceder al sagrado conocimiento del otro.

"Los vínculos son el lugar donde nuestra alma cumple su destino"

San Agustín

…por lo tanto, con esta maravillosa herramienta que es el Eneagrama nos dirigimos a conocer nuestra alma y su destino; y, desde allí, descubrir también la maravillosa carga energética que contiene cada personalidad a fin de encontrar más lo que nos complementa que aquello que nos separa.

El Eneagrama nos puede llevar a un cambio, siempre desde nuestra  propia libertad: para mejorar aquellos aspectos de nosotros mismos que descubrimos deficientes, o que nos hacen ruido; y potenciar las virtudes de nuestra esencia y de todos los atributos de nuestra personalidad.

¡Es posible!

Foto del taller de actualización en eneagrama
Lau
Laura
Or
Orlando

EneaUNYDOS

Formadores de Eneagrama

Somos: Laura Salas y Orlando Alfonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.