El Eneagrama en la época de las cavernas

Una forma de comprender el sentido de la personalidad y advertir sus actitudes básicas es retrotraernos a un escenario social muy simple: la época en el que el ser humano vivía en cavernas.

Situandolos en este escenario,  podemos clasificar mejor los tipos de personalidad y descubrir cómo se manifiesta cada uno de ellos, facilitando su entendimiento.

Aunque en nuestra realidad y durante la vida tomemos variadas actitudes, bien valen las clasificaciones como modelos para la auto-observación.*

Partimos del siguiente supuesto:  una parte de nuestra personalidad se construye para lograr “ser aceptados” por los demás, evitando así ser expulsados del contexto social. Es una forma de escapar  de los dos miedos básicos: “no ser para uno mismo” y “no ser para los demás”.

Veamos entonces, como ejercicio, cómo cada personalidad se aseguraba un rol dentro de la sociedad de las cavernas.

*El objetivo no es etiquetarnos (como siempre decimos, “somos mucho más que un número o un arquetipo”). De esto hablamos en nuestro post “Ensagrama de eneafrutas”. ¿Ya lo leíste? 

Esencia 1

Soy una persona ordenada y seria. Establezco los valores y principios del grupo.

Tengo gran capacidad de generar las reglas y leyes que nos permiten funcionar en armonía, tanto para convivir dentro de la caverna, como para protegernos y defendernos cuando salimos de cacería.

Mi gran criterio y sentido del orden me permiten juzgar quién genera actitudes que van en contra de la supervivencia y salud de la comunidad.

Los demás confían en mis principios y valores, ya que sólo hablo cuando estoy convencida de lo que pienso. 

También me ocupo de asegurar el cuidado básico de la higiene y la formación y educación de la comunidad. Todo ello a partir de mi gran capacidad de trabajo y entrega.

Tengo mucha influencia en recordarles a todos que debemos ser leales, honestos y sinceros, si queremos protegernos y sobrevivir como grupo.

¿Cómo podrían prescindir de mí? ¿Quién brindaría los valores que resguarden nuestra cohesión? ¿Acaso alguien juzga con tanta precisión nuestros comportamientos como yo? 

Si logro hacer que valoren mi juicio, mi sentido del orden y perfección, y mi gran capacidad de entrega, tengo un rol asegurado en el grupo. No me expulsarán de la caverna.

Esencia 2

Soy una persona buena, atenta y servicial. Me ocupo de que a nadie le falte lo que necesita.

Permanentemente me preocupo del bienestar de cada uno de los integrantes del grupo, estoy cerca cuando me necesitan. Si no es así, verifico de todos modos que todos estén bien.

Mantengo un alto nivel de actividad en mostrar mi bondad, solidaridad y ayuda. Considero que, con mi ejemplo de bondad, la gente encontrará un modelo a seguir e imitar. Esto permitirá que la vida de la comunidad sea mucho mejor.

En la caverna me ocupo de generar el clima necesario para que todo el mundo se sienta lo mejor posible, pese al frío o al hambre que a veces nos aqueja.

La gente valora que no anteponga mis propias necesidades cuando se trata de ayudar a los demás, pero esto es parte de mi obligación como persona servidora de los necesitados.

¿Cómo podrían prescindir de mí? ¿Quién ayudaría tanto a los demás y quién proveería el modelo de bondad? ¿Qué sería de la comunidad sin el afecto y entrega que logro proveer y transmitir?

Si logro que valoren la enorme calidez, capacidad de contención, desprendimiento y bondad que emanan de mí, tengo un rol asegurado en el grupo. No me expulsarán de la caverna.

Esencia 3

Soy una persona eficiente, activa y práctica. Logro aquello que necesita el grupo.

Cuando hay que ir de cacería, siempre logro ubicar las presas, cercarlas, y encontrar la mejor manera de atraparlas. También conozco la mejor forma de que el resto de los cazadores me ayuden a cumplir mi cometido.

Dentro de la caverna, logro organizar las tareas de la gente que permiten la supervivencia del conjunto.

Mantengo un alto nivel de actividad, no me detengo nunca, ya que siempre hay algo que se puede obtener.

Cuando cazamos una presa importante, conservo alguna parte de ella como emblema de nuestro éxito. Esto nos sirve para recordarnos que somos capaces de vencer.

Cuando realmente creemos en nuestras habilidades y fortalezas y en nuestra propia fuerza de voluntad, nuestro éxito está asegurado.

¿Cómo podrían prescindir de mí?  ¿Acaso alguien más motiva de forma tan enérgica y vibrante como yo? ¿Qué sería de la comunidad sin el alto nivel de logros que alcanzamos gracias a mi actitud?

Si logro hacer que valoren la energía, la astucia y la efectividad que emanan de mí, así como mi capacidad de motivar y orientar al grupo para alcanzar metas, tengo un rol asegurado en el grupo. No me expulsarán de la caverna.

Esencia 4

Soy una persona creativa, sensible y original. Aporto mi toque de belleza y distinción, mi visión profunda de las cosas.

Siempre proveo las ideas para que el grupo sobreviva. Por ejemplo, diseñando nuestra vestimenta a partir de las pieles de nuestras presas para protegernos del frío y distinguirnos de otros grupos.

También imagino nuevas armas o métodos que permitan cazar con menos riesgo y esfuerzo.

Por otra parte, me gusta probar diferentes materiales de la naturaleza para crear y expresar.

Por ejemplo, uso materiales para pintar las paredes de la caverna. Mis dibujos nos permiten entender y apreciar el mundo exterior. También nos sirven para expresar lo que vivimos.

Creo música que nos hace sentir mejor en las noches de frío, a la luz del fuego. Es mi manera de canalizar las emociones.

Me gusta recordarles a todos que, además de nuestra fuerza física, tenemos dentro una parte que nos diferencia de los animales que cazamos: nuestra sensibilidad. Esto nos hace únicos, y por eso podemos emocionarnos, reírnos, llorar y otros sentimientos que los animales salvajes no tienen.

¿Cómo podrían prescindir de mí? ¿Quién tendría la imaginación necesaria para crear nuevas formas de sobrevivir y mejorar nuestro entorno? ¿Acaso algo más podría generar tantos sentimientos como lo hacen mis dibujos, mi música? 

Si logro que valoren mi creatividad, mi inventiva, mi sensibilidad y autenticidad como humano, tengo un rol asegurado en el grupo. No me expulsarán de la caverna.

Esencia 5

Soy una persona observadora, racional y planificadora. Puedo entender cómo son las cosas.

Siempre estoy pensando en las leyes que rigen lo que ocurre fuera de la caverna. Trato de entender y explicar las estaciones del año, el clima, la posición de los astros del cielo, por qué los animales migran.

También estudio las plantas, como crecen, y veo la forma de producir comida dentro de la caverna o cerca de ella para evitar tomar riesgos innecesarios de salir a cazar.

Mis análisis permiten organizar nuestros recursos de la forma más efectiva, y también entender la mejor forma de vivir dentro de la caverna.

Al estudiar por qué a veces se producen conflictos entre nosotros, podemos evitar peleas. Frecuentemente observo a cada uno de los integrantes de nuestro grupo tratando de entenderlos.

Para poder ser objetivo, necesito mantener mi independencia de los sentimientos o las reacciones emotivas de los demás. Esto me permite conservar la pureza de mis puntos de vista, y de este modo ser realmente de ayuda a nuestro entendimiento y conocimiento.

¿Cómo podrían prescindir de mí? ¿Quién proveería el análisis y el estudio detallado? ¿Acaso alguien más tiene la objetividad y la observación necesaria para entender la mejor y más fácil forma de sobrevivir?

Si logro hacer que valoren mi inteligencia, objetividad y capacidad de observación, tengo un rol asegurado en el grupo. No me expulsarán de la caverna.

Esencia 6

Soy una persona colaboradora, precavida y muy trabajadora. Detecto los peligros que nos acechan.

Me integro bien a las iniciativas del conjunto, cuando siento que están bien orientadas.

Cuando hay que ir de cacería soy arriesgada y ayudo a abatir las presas, colaborando con nuestros líderes. Pero no comparto las ideas de tomar riesgos innecesarios.

Estoy siempre atenta de los peligros que nos acechan y en los aspectos negativos de las ideas de nuestros líderes.

En la caverna me integro bien al grupo. Suelo recomendar no hacer cosas nuevas si éstas ponen en peligro a la comunidad, cumpliendo en la medida de lo posible con lo que sabemos que nos ayudó y salvó en el pasado.

Las reglas y leyes que hemos inventado para nuestra propia protección, son muy importantes para mí. Siempre observo no sólo su cumplimiento, sino también si las mismas son justas. 

Si bien respeto a nuestros líderes, siempre analizo si ellos se apartan o no de nuestras leyes, tradiciones y escalas de valores. 

¿Cómo podrían prescindir de mí? ¿Quién nos alertaría de las amenazas y peligros para sobrevivir? ¿Acaso alguien más brinda tanta entrega comprometida a la causa de nuestra comunidad?

Si logro hacer que valoren mi compromiso, mi cumplimiento de las normas, mi estado de alerta permanente y mi capacidad de colaborar con gran esfuerzo, tengo un rol asegurado en el grupo. No me expulsarán de la caverna.

Esencia 7

Soy una persona optimista, divertida y estoy siempre en actividad. Aporto la alegría al grupo.

Doy siempre la visión más positiva pese a las dificultades que afrontamos a diario.

Me gusta darle a la gente alegría, diversión y una visión optimista de nuestro presente y futuro.

No puedo parar de hacer cosas. Ya sea simplemente compartir alegría con los demás o  realizar actividades útiles para la comunidad, preferentemente en grupos. No me sale quedarme en un sólo lugar de la caverna, suelo saltar de acá para allá.

Tengo mucha fuerza y energía, pero no me agrada cuando el grupo se pone triste y melancólico. Allí es cuando aparece mi rol y debo sacarlos de ese estado gastándoles bromas o contándoles mis anécdotas.

Para poder mantener mi nivel de actividad alto, necesito entretenerme con tareas novedosas con las que me sienta satisfecho. Deben tener un contenido positivo e involucrar mi felicidad y la de los que me rodean.

También me gusta gozar de los momentos festivos en la caverna: cuando disfrutamos de la comida y el calor del fuego. O simplemente jugando, danzando y riendo con quienes gustan de mi compañía.

¿Cómo podrían prescindir de mí? ¿Quién nos daría alegría y optimismo? ¿Acaso alguien más es tan activa y enérgica como yo para empujar a la comunidad hacia una vida más feliz?

Si logro hacer que valoren mi positivismo, mi alegría y mi empuje, tengo un rol asegurado en el grupo. No me expulsarán de la caverna.

Esencia 8

Soy una persona fuerte y valiente. Lidero por naturaleza a mi grupo.

Cuando hay que ir de cacería, soy quien toma más riesgos y les demuestra a los demás, por fuerza, quién es más apta para proteger al grupo.

No me importa si me lastimo, es mi obligación mantener el control de la situación. Creo que la justicia dentro del grupo es muy importante y lucho para que exista.

En la caverna, por el hecho de ser la más temeraria y quien provee la comida poniendo a riesgo su propio cuerpo, me gano el derecho a ser líder. Aunque lo tengo que revalidar con aquellos  que se animan a desafiarme.

No me puedo dar el lujo de enfermarme, o estar débil, ya que el rol de líder no admite descanso.

¿Cómo podrían prescindir de mí? ¿Quién tendría la fuerza y el liderazgo para comandar a los integrantes de la comunidad hacia la supervivencia? ¿Acaso hay alguien más valiente, justo y fuerte como yo?

Si logro hacer que valoren mi fuerza, decisión, liderazgo y que respeten mi autoridad, tengo un rol asegurado en el grupo. No me expulsarán de la caverna.

Esencia 9

Soy una persona pacífica, conciliadora y comprensiva. Aporto ecuanimidad y armonía en el grupo.

Todo el tiempo busco que la gente esté en paz y armonía.

Trato de entender los distintos puntos de vista de los integrantes del grupo, y de este modo ayudar a unirlos y evitar que confronten.

Cuando sufrimos hambre o frío, busco generar paciencia y confianza en que, de uno u otro modo, la situación mejorará. Sobre todo si tenemos la constancia de hacer las cosas necesarias en la forma correcta.

Me gusta disfrutar de los momentos de tranquilidad. También me gusta mostrarles a los demás la importancia de detenerse a valorar lo bueno de estar juntos y en armonía. Si hay comida y abrigo dentro de la caverna, ¡tenemos todo lo que necesitamos!

¿Cómo podrían prescindir de mí? ¿Quién daría la paz y tranquilidad necesarias para afrontar la adversidad? ¿Y quién podría escuchar los problemas de todos con la paciencia que tengo yo? 

Si logro hacer que valoren mi paz, mi paciencia, mi capacidad de escuchar y mi humildad, tengo un rol asegurado en el grupo. No me expulsarán de la caverna.

¿Dudas? ¿Consultas? Estamos a tu disposición:  CONTACTO

Categorías: Eneagrama

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.